PUJA DE GONG

Os presento Puja de Gong
Ceremonia Sagrada Acuariana

La primera Puja de Gong fue creada por Don Conreaux, alumno de Yogui Bhajan.

En 1972 Yogi Bhajan le comentó a Don Conreaux que su hijo, cuando era un niño, no hablaba, así que le dio un baño de Gong de 45 minutos y, en ese momento, empezó a hablar. Yogi Bhajan le comunicó que un total de diez baños de gong de 45 minutos, podrían ser suficientes para ayudar en los procesos de sanación de cualquier patología. De ahí nació la Puja de Gong, donde Don Conreaux puso en marcha estos diez baños de inmersión de gong, para ser tocados 450 minutos (siete horas y media) en las noches de verano y 540 minutos (nueve horas), las noches de invierno.

Una Puja de Gong es una Ceremonia Sagrada de Sanación, donde se tocan los gongs siete horas y media sin pausa. Suele empezar a las 11 o 12 de la noche y termina con la salida del sol. Acompañados del silencio de la noche, y una buena predisposición de los participantes, se crea un espacio de paz perfecto, para empezar la ceremonia.

¿En que consiste una Puja Circular de Gong?

Se convoca a los participantes unas horas antes de empezar la Ceremonia para conocernos, preparar y acomodar el espacio individual. Cuando todos los participantes están acomodados. Es el momento  de dar la bienvenida,  y facilitar una introducción al mundo del Gong, y la era de Acuario. 

De la Puja de Gong nace una amigable energía grupal; suelen crearse grupos de 10 a 20 personas.

Los gongs se colocan en círculo en el centro de la sala, la persona que toca el gong estará dentro de este círculo «nave» rodeado de todos los gongs que participen en la Puja; con todas estas vibraciones sonando a la vez. posiblemente alcanzará estados profundos de creatividad y expresión en un estado de meditación en movimiento, 

Suele haber un mínimo de cuatro o cinco gongs, pudiendo haber diez o más. Cada uno es diferente aportando su frecuencia, energía y simbolismo.

Es como una brisa suave y sanadora
que te acompañará en este
proceso amable y feliz.

Cada participante  va a poder tocar un tiempo aproximado de 25 a 40 minutos durante la Puja

El volumen de la puja es suave, y se mantendrá a este nivel prolongando toda la noche. Los gongs sonarán muy dulcemente, cada golpe de maza tiene que ser una caricia para nuestros sentidos. Mientras tanto, cada participante puede descansar, meditar o dormir. Adquiriendo un ambiente idóneo donde la mente pueda relajarse, mientras las vibraciones  van  envolviendo   todo nuestro cuerpo y mente. Al sumergirnos en este océano de vibraciones, se puede  modificar o alterar los  estados de conciencia en muy poco tiempo. 

Es una experiencia muy personal, ya que la vibración de gong te va a transmitir lo justo y necesario que pida tu momento experimentar, y tu se lo permitas. Por esta razón, es importante sentirse cómoda/o y segura/o, con el grupo y el espacio, y que  la persona que dirige la Puja te inspire confianza.

En siete horas y media  las vibraciones de los gongs, pueden llegar  a niveles muy sutiles del Ser.  Es una experiencia que no todo el mundo es consciente mientras ocurre, ¡no importa!, ocurrirá igualmente.

Cada puja es diferente,  única e irrepetible, y se experimenta de distinta manera.  Un buen día para una Puja de  Gong podría ser una noche de  luna llena o luna nueva. La energía universal que se crea en estas noches se complementa muy bien con la Ceremonia y todo el proceso de sanación que va a ir aconteciendo en los próximos días.        

Tu estado emocional será de suma importancia, ya que es allí donde también trabajarán las vibraciones.

Si estás cansada o preocupada, podrás experimentar un agradable equilibrio  emocional y energético. 

Al ser una Ceremonia Acuariana es de suma importancia unirnos al grupo y a la conciencia colectiva del momento. Ya que toda la energía que se genere acompañará el proceso de cada uno y a la vez, sostendrá el grupo en una conciencia de Unidad. Así mismo, los encargados de tocar el gong y la conciencia que pongan en ello será de gran importancia. Cada experiencia es única y absolutamente perfecta, tal como es y cómo se produce: reveladora y sanadora. 

La puja termina por la mañana con la salida del sol.  En las siguientes veinticuatro horas, permanecerán muy presentes todas estas vibraciones.  Así que es  recomendable tener un día de descanso, para poder integrar o dormir, si es que se ha dormido poco.

Al día siguiente de la puja la mente estará en un estado alfa, relajada, tranquila  y posiblemente creativa con inicio de la actividad si es necesario. Por otra parte, puedes experimentar un aumento de la energía  vital muy óptimo.

proceso de sanación

Aproximadamente, entre los siguientes 21 días siguientes vas a poder percibir algunos  cambios, ya sea en una mejora de tu estado emocional, cambio de  hábitos, patrones o físicos.

Este es el tiempo que tardamos en forjar un nuevo hábito. La vibración permanecerá en todo tu cuerpo de una manera mucho más sutil que las primeras 24 horas, apenas te darás cuenta, pero seguirán acompañándote en el proceso de transformación y regeneración, trayendo  sueños reveladores, pensamientos claros y posiblemente, un liberador proceso emocional. Quien sabe …..

El proceso de sanación de una Puja de Gong es muy completo, te ayudará a liberar pensamientos y bloqueos emocionales. Si te acompaña el estrés en tu día a día, podrás notar una total o parcial liberación. Durante las siete horas y media que dura la Puja, la vibración estará estimulando el sistema glandular, nervioso y armonizando completamente en todos los niveles.

¿Quieres saber más de la Puja de Gong?

Únete a nuestro grupo de telegram